Prueba de esfuerzo ¿debería hacerla?

Cuidar nuestra salud es esencial para poder prevenir enfermedades y mejorar nuestra calidad de vida. Si la actividad física es poco intensa, simplemente con mejorar hábitos y pequeñas decisiones que tomamos en el día a día podemos impactar directamente en nuestra salud y el rendimiento, permitiéndonos realizar una actividad física durante más años, mejor y evitando dolores y molestias. Por contra, si estás preparando un reto más intenso con el que vas a llevar a tu cuerpo a una situación de entrenamiento y estrés agudo, además de los hábitos, los médicos recomiendan realizar otro tipo de pruebas como el chequeo médico o la prueba de esfuerzo para poder afrontar el reto con garantías y minimizando el riesgo.

La dra. Montse Bellver, con más de 30 años de experiencia en la medicina del deporte en prestigiosos centros como el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat nos ayuda a responder algunas preguntas sobre las pruebas de esfuerzo.
¿Qué es la prueba de esfuerzo?
La prueba de esfuerzo es una de las mejores herramientas que nos puede ayudar para prevenir patologías y así potenciar y mejorar nuestro estado físico.

Este test nos da mucha información sobre cómo reacciona nuestro sistema cardiorespiratorio ante el ejercicio intenso y nos da a conocer indicadores clave de rendimiento como la frecuencia y el volumen cardíaco o el consumo de oxígeno.

Todo esto es información clave para conocer nuestros umbrales anaeróbicos y poder adaptar los entrenamientos y las cargas a cada deportista.
¿Qué tipos de prueba de esfuerzo hay?
Existen diferentes maneras de hacer una prueba de esfuerzo.

Prueba de esfuerzo convencional: Se puede realizar en una cinta de correr, en una bicicleta estática o en un remo y dura aproximadamente de 15 a 25 minutos. Empezaremos con una intensidad suave que que iremos incrementando progresivamente cada cierto tiempo para ver cómo reacciona el corazón hasta llegar al esfuerzo máximo o frecuencia cardíaca máxima.

Prueba de esfuerzo con gases: al usuario se le coloca una mascarilla que permite analizar la respiración (oxígeno inspirado y CO2 expulsado así como la cantidad de aire movilizado).

Prueba de esfuerzo con gases + lactato: además de la mascarilla, al final de la prueba se realiza un pequeño pinchazo en el lóbulo de oreja o la yema del dedo, que nos permite determinar el ácido láctico, para saber el grado de acidez de nuestro organismo en función de la intensidad de trabajo. Se trata de un dato muy importante para poder analizarlo conjuntamente con el entrenador o el propio deportista, para adecuar perfectamente las cargas de entrenamiento en función de los objetivos establecidos.

¿Cuál es la mejor prueba de esfuerzo para mi?
En realidad depende de la información que necesites o que quieras conseguir, así como tu nivel de entrenamiento. Es importante que te pongas en manos de profesionales que te ayuden a leer las métricas, a interpretar su significado relativo a tu condición física, estilo de vida y entrenamientos.

¿Qué información me aporta una prueba de esfuerzo?

La Frecuencia cardíaca máxima: necesaria para poder calcular las cargas de entreno en % de pulsaciones o saber a qué velocidad alcanzaremos nuestra frecuencia máxima en carrera.

El VO2 max: Consumo máximo de oxígeno que nuestro cuerpo puede procesar. Cuanto mayor es el volumen, mayor capacidad de resistencia física a esfuerzos de larga duración . Gracias a este dato podremos conocer nuestro nivel de resistencia aeróbica.

Umbral aeróbico (VTh1): Proporciona información como el número de pulsaciones por minuto y la velocidad que utilizamos a partir de la cual se comienzan a producir cambios en nuestro cuerpo. Por debajo de estos niveles de intensidad no generamos ninguna mejora en nuestro rendimiento. Para que lo entendáis mejor, es la velocidad con la que nos sentimos cómodos entrenando y con la que podemos aguantar mucho tiempo.

Umbral anaeróbico (VTh2) Punto en el cual el aporte de oxígeno empieza a ser insuficiente en relación a su demanda y empezamos a notar la fatiga y aumentar el ácido láctico en nuestro cuerpo. Las pulsaciones estarán entre el 80 – 85% de nuestra frecuencia cardíaca máxima, si bien depende de la forma física que presentamos.

VE (Ventilación máxima L/MIN) Se trata de la cantidad de aire movilizado durante el esfuerzo máximo, que nos dará una idea de la capacidad pulmonar que disponemos.

Gracias a estos datos, podemos hacer una aproximación sobre a qué velocidad máxima podemos correr sin acumular fatiga, o a partir de que ritmos empiezan los entrenamientos de calidad.

¿Cuándo es recomendable hacerme una prueba de esfuerzo?
Cierto es que hay cierta creencia popular de que una prueba de esfuerzo se realiza una vez y con eso basta. La realidad es que la situación de nuestra salud cambia con el tiempo, así que debemos normalizar la recurrencia de esta prueba cómo ya lo hacemos con otras ramas de la medicina. Pero, ¿cuál es la frecuencia correcta?

En la práctica de deporte federado, la mayoría de Federaciones exigen un certificado médico firmado por un Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte para obtener la ficha federativa.

En el deporte amateur no es obligatorio realizarte una prueba de esfuerzo, pero la mayoría de médicos deportivos sí lo recomiendan.

Lo ideal es realizar la prueba de 4 a 6 semanas antes de iniciar la temporada deportiva, antes de empezar un deporte nuevo, o antes de prepararte para un reto exigente, cómo puede ser correr una maratón.

Para los adolescentes sin patologías o antecedentes es suficiente hacer una revisión cada dos años.
En el adulto joven, a partir de los 35 años, y en practicantes de actividad de alta exigencia se recomienda una revisión anual.
¿Qué otras herramientas existen para cuidar mi salud?
Existen más herramientas que forman parte del análisis básico de salud del deportista.

Estas son el análisis de la historia clínica con antecedentes personales y familiares; el análisis sanguíneo, el electrocardiograma y finalmente las ecocardiográficas, que aportan datos importantes sobre la anatomía del corazón (grosor de la pared ventricular, tamaño de sus cavidades, función de las válvulas cardíacas) lo que facilita el diagnóstico de las miocardiopatías hipertróficas, causantes de casi la mitad de muertes súbitas en menores de 35 años.

¿Dónde puedo hacerme la prueba de esfuerzo?
En Sporttips App encontrarás los mejores especialistas del deporte, siempre recomendados por otros grandes deportistas. Podrás realizar una prueba de esfuerzo con los mejores profesionales, las mejores condiciones y con el aval y la confianza de la comunidad de Sporttips. Consulta las promociones que tenemos activas aquí. Además, si quieres hablar con nuestro equipo para resolver cualquier duda, haz click https://www.sporttips.com/#contactanos

Más información en:


5 consejos para preparar un ultra trail https://www.revistaoxigeno.es/trail-running/5-consejos-para-preparar-un-ultra-trail_51690_102.html